periodistascamagueyanos

Tres estaciones del humilde

In Uncategorized on 11 febrero, 2011 at 7:44 pm

Cuando de niño bebía Salgari y comía Julio Verne, estaba convencido de que alguna mañana me esperaría, en la arena fangosa de Santa Cruz del Sur, una botija con contadas monedas —siempre menos de 30, nunca de plata—, solo las necesarias para premiar la silente virtud de mi familia. Leer Entrada Completa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: