periodistascamagueyanos

Las flores del Moncada

In Uncategorized on 26 julio, 2013 at 11:43 am

En la madrugada del 26 de julio de 1953 la doctora Melba Hernández y Haydée Santamaría caminaban de un lugar a otro. Primero cociendo galones militares en los uniformes, después planchándolos, luego riendo y recibiendo a quienes unidos por un mismo ideal ponían al servicio de la patria su más alta posesión: la vida.

En la granjita Siboney, a unos 15 kilómetros de la ciudad de Santiago de Cuba la Generación del Centenario de Martí se alistaba para desatar la definitiva etapa de la lucha libertaria en esta Isla.

Jóvenes de diferentes estratos sociales bromeaban mientras aún no sabían si verían el siguiente atardecer. Junto a ellos, infundiéndoles fuerzas con su ejemplo, estas mujeres acompañaban las últimas horas del amanecer del domingo de la Santa Ana que cambiaría su silencio por el sonido de las ametralladoras y el goce de los carnavales santiagueros por la tortura y la caza vil. Ver +

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: