periodistascamagueyanos

Posts Tagged ‘leyendas’

Recuerdos y personajes de la ciudad

In Uncategorized on 19 abril, 2014 at 9:30 pm
Numerosas sombras acompañan las historia lugareñas del Camagüey. Muchas desdibujan tristes figuras que dejaron huellas y memorias en las calles y zaguanes. Anécdotas y recuerdos en alguna esquina que tal vez alguna crónica recogió. De pocas se conoce sus nombres o desde dónde llegaron y a dónde fueron. Qué esperanzas tuvieron o cómo vivieron.
El primero en los recuerdos del viejo Puerto del Príncipe es El rey de los matojos, negro viejo de blanca barba patriarcal, solemne y altivo. Siempre vestido de casaca llevando un libro en una mano y un bastón en la otra. Solitario recorría silencioso nuestras más antiguas calles sin saber nadie de donde llegaba o a dónde iba. Llegadas las fiestas del San Juan era el obligado acompañante de la reina de la plazoleta de Triana a la que por muchos años acompaño sin que nadie le cuestionara ese privilegio dado no se sabe por quién o cuándo. ver +

La fauna entre los personajes camagüeyanos.

In Uncategorized on 4 abril, 2013 at 2:13 pm
Por supuesto que una ciudad con tantos años tiene también una larga historia. En Camagüey no son solo calles y zaguanes, plazas, parques o callejones los que marcan esos hitos de periodos, ni siquiera solo personajes y personalidades nos acompañan en los fantasmas de las memorias, las páginas de los libros o en los desvanes umbrosos. Hay hechos cotidianos, incluso estampas de la fauna sumados a crónicas añosas.
Un principal ejemplo de esas historias es la leyenda del aura blanca, aquella humilde ave hecha “milagro” cuando en la década del 1880 a la muerte del sacerdote Jesús de la Cruz Espí, el popular padre Valencia, apareció sobre el leprosorio de San Lázaro  y muchos quisieron ver en ello el alma del sacerdote que tornaba a ellos para socorrerlos. Por años  el religioso logró mantener a duras penas el hospital  pidiendo limosnas de puerta en puerta. Capturada el ave y exhibida, lo recaudado sirvió para dar solución económica por algún tiempo al hospital. De allí a la leyenda solo había un paso. Ver +
A %d blogueros les gusta esto: