periodistascamagueyanos

Posts Tagged ‘libros’

Anunciación

In Uncategorized on 20 abril, 2013 at 9:31 pm
Ando como la embarazada primeriza que sueña el hijo y es feliz, aunque no por ello deje de temerlo. Una criatura de alma escrita cobra cuerpo y pronto tendrá rostro. Su rápido paso de semilla a fruto me desborda la alegría en medio del asombro. Mi libro bisoño ha empezado a nacer.
El ejercicio periodístico, tan necesario, tan útil, me había condicionado al gusto del diario. Escribir de prisa, lo cual no significa redactar a la ligera, acostumbra a la nota corta o la cuartilla frugal en algunos casos, debido a la constante pugna con el breve espacio para decir hoy, no pasado mañana.
Hacer un libro era algo remoto para mí, hasta que empecé a hilvanar ideas, y logré un ensayo alargando el tiempo y acortando el sueño. Pero una cosa es escribir y otra que el texto camine por sí mismo. Neófita en el asunto, lo puse a andar, sin muchas esperanzas.
Por sus propias piernas, o mejor dicho, con sus letras marcó una sorprendente ruta. Recientemente me hizo seguirlo derechito a la editorial. He vuelto sobre sus pasos con unas cuantas tareas, como la de buscarle la imagen precisa para su portada, y con la condición de seguir gustosa con mis notas cotidianas. Por eso ando felicísima, casi viendo la oruga que fue batir sus alas de mariposa. Ver original

Naufragios del San Andrés

In Uncategorized on 27 agosto, 2012 at 7:29 am

El río San Andrés cruza por el costado del pueblo donde nací: Unión de Reyes. Supe el nombre del riacho  muchos años después de la niñez. En aquel tiempo el río siempre estuvo en el anonimato, quizás porque era chiquito y escurridizo y  no tenía grandes corrientes la mayor parte del año.   Nombrarlo era algo como: “vamos al río”. Así a secas, sin respeto ni solemnidades. Cuando venían las lluvias el río se hacía temible,  igual si los ciclones se paseaban por la isla con pasmosa desfachatez. Crecía, crecía hasta llegar casi a los cimientos de las primeras casas del pueblo, se desbordaba en algunas calles. Nada más. Todo lo demás que recuerdo es solo eso, el río corriendo por el campo, con calma, pasando feliz por debajo del puente de los Tres Ojos,  bordeando el cementerio, acumulando basura en sus bordes, extendiéndose por allá, quién sabe donde. No sé todavía hasta donde llega, desde dónde le conocen, quiénes son los niños que hoy se remojan en él. Ver +

Recuperé…

In Uncategorized on 23 agosto, 2012 at 7:41 am

Hace unos días recuperé un libro que creía perdido, y me detuve a pensar en todo lo que he “recuperado”, o más bien en todo lo que no he perdido, en las cosas que se mantienen en mi vida.

Primero, lo primero: mi madre, mi mayúsculo amor, el primordial, él que nunca cambia, el único que sé verdaderamente eterno; ella es así, mi suerte de puente, de muelle seguro, de descanso, de hogar. Ver +

A %d blogueros les gusta esto: