periodistascamagueyanos

Posts Tagged ‘martí’

Una flor para Martí y una sonrisa

In Uncategorized on 22 mayo, 2014 at 8:16 pm

Sé que hace mucho no escribía, exactamente desde el 4 de enero. La vida a veces me lleva demasiado rápido compartiéndome en tantas partes para alcanzar a ser hija, periodista, novia y esas otras tantas responsabilidades que andan rondando por allí. Solo por eso no escribo con más frecuencia, no porque no tenga cosas que contar o decir.

Ahora estoy de vuelta. Tal vez este post, para poder clasificar en la agenda de sus homólogos, debería hablar de la economía cubana, de los desabastecimientos, de la dualidad monetaria en la isla, del periodismo actual, o de tantos y otras conflictos y realidades que se viven a diario. ver +

¿Quiénes son los pinos nuevos?

In Uncategorized on 11 abril, 2014 at 9:14 pm
Una interpretación limitada cercena a menudo el concepto martiano de la unidad: con la intención de convocar a los jóvenes a las mil y una tareas de la Revolución, se les suele llamar “los pinos nuevos” ―así, con el artículo de una presunta exclusividad― dejando a un lado, cual si fuera hojarasca seca, a todo cubano al que le hayan mermado ciertos vigores meramente físicos.

Martí, quien murió en plena juventud ―aunque sus definitivos 42 años no clasificarían en el esquema actual que, al menos en Cuba, parece fijar la valla del “límite” en los 35― veía la idea de pinos nuevos como una nueva oleada por la independencia en la que se integraban, gota a gota, los padres, los nietos y los abuelos. Martí era un hombre de todas las edades y desde esa cualidad él, que desde adolescente reconocía una especie de halo de vejez en torno suyo, nos dejó en su pensamiento, su escritura y sobre todo en sus actos, las mayores pruebas de una identidad permanentemente inquieta, creativa y juvenil, aunque tatuara su estela con la gravedad de su causa y la seriedad de su amor. Ver +

Se busca una voz, viva o no muerta

In Uncategorized on 28 enero, 2014 at 1:43 pm
Tal vez sí. O quizás no. ¿Quién sabe si sea cierto que su voz está apenas dormida en dos cilindros de cera, aguardando una fecha para sorprendernos con frase desconocida?
Es posible que él y Thomas Edison se hayan encontrado en el bullicio de Nueva York y decidieran que una expresión del genio del pensamiento debía registrarse en un aparato del genio de la inventiva para esperar un futuro que a ambos les era demasiado familiar.
Hay quien sugiere, para dejarnos más golosos de la esperanza, que la jornada haya sido aquella sublime y única del 24 de mayo de 1893 en Hardman Hall, donde Rubén Darío estuvo a su lado en discurso patriotico con talante de alumno emocionado que en un abrazo recibió este saludo: Ver +

Se busca una voz, viva o no muerta

In Uncategorized on 14 diciembre, 2013 at 5:52 pm
Tal vez sí. O quizás no. ¿Quién sabe si sea cierto que su voz está apenas dormida en dos cilindros de cera, aguardando una fecha para sorprendernos con frase desconocida?
Es posible que él y Thomas Edison se hayan encontrado en el bullicio de Nueva York y decidieran que una expresión del genio del pensamiento debía registrarse en un aparato del genio de la inventiva para esperar un futuro que a ambos les era demasiado familiar. Ver +
A %d blogueros les gusta esto: