periodistascamagueyanos

Posts Tagged ‘Mujer cubana’

Sobre las ruedas de la pasión: una mujer

In Uncategorized on 22 octubre, 2014 at 1:27 pm

Nadie me quería creer este reportaje, porque encontrar en Cuba una mujer que menejara un omnibus articulado parecía una historia ficticia, pero todo es tranparente cuando se trata de Yurina, una habanera que tomó el volante como instrumento de trabajo y su deseo de contribuir a la sociedad desde ahí como meta de vida. Ver +

Las flores del Moncada

In Uncategorized on 26 julio, 2013 at 11:43 am

En la madrugada del 26 de julio de 1953 la doctora Melba Hernández y Haydée Santamaría caminaban de un lugar a otro. Primero cociendo galones militares en los uniformes, después planchándolos, luego riendo y recibiendo a quienes unidos por un mismo ideal ponían al servicio de la patria su más alta posesión: la vida.

En la granjita Siboney, a unos 15 kilómetros de la ciudad de Santiago de Cuba la Generación del Centenario de Martí se alistaba para desatar la definitiva etapa de la lucha libertaria en esta Isla.

Jóvenes de diferentes estratos sociales bromeaban mientras aún no sabían si verían el siguiente atardecer. Junto a ellos, infundiéndoles fuerzas con su ejemplo, estas mujeres acompañaban las últimas horas del amanecer del domingo de la Santa Ana que cambiaría su silencio por el sonido de las ametralladoras y el goce de los carnavales santiagueros por la tortura y la caza vil. Ver +

Nacer mujer en Cuba

In Uncategorized on 25 agosto, 2012 at 4:33 pm

Ser mujer en Cuba no representa motivo alguno de discriminación. Cuando niña no sufrí la mutilación de mi cuerpo sólo porque alguna religión proscriba el placer sexual para mi género. Tampoco me arreglaron un buen matrimonio como forma de honrar a la familia ni mostrar mi rostro se considera impuro.

Estudiar en la universidad o trabajar con las mismas posibilidades y salario que el más viril de los hombres nunca representó preocupación alguna. No puedo decir que haya sufrido de acoso, humillaciones o subestimación por llevar faldas; no he tenido que traficar con mi sexo para sobrevivir y soy yo la que decido cuando tener un hijo no la iglesia ni una legislación que condene el aborto. Ver +

A %d blogueros les gusta esto: